De vuelta a Lee

Esto casi nunca sucede

Inseguridades masculinas comunes

Todo el mundo tiene inseguridades y "hacerte el hombre” no significa que tengas que negar tus sentimientos. La aceptación de uno mismo es mucho más varonil. Estas son algunas de las preocupaciones más comunes. 

  1. El tamaño del pene: ¿Demasiado pequeño? ¿Demasiado grande? ¿Remolón (parece grande cuando está flácido, pero no crece mucho) o generador (se ve más pequeño, pero se expande más en estado de excitación)? El tamaño del pene puede ocupar mucho más espacio en nuestros pensamientos de lo que necesita. El porno tiene una obsesión con el tamaño, pero un pene pequeño no impide el sexo. De hecho, algunos actos sexuales son mucho más fáciles. Solo asegúrate de que tienes un condón que se ajuste.
  2. Erecciones: Desde erecciones no deseadas cuando no estás en una situación sexual (o de hecho, cuando si lo estás) a la falta de rigidez cuando se quiere jugar, la erección puede ser un tema preocupante. El uso de pantalones ajustados es una manera sencilla de mantener la excitación bajo control. Y si mantener una postura rígida es el problema, no te preocupes. Podría ser la forma que tu cuerpo tiene de mostrarte que no estás en el lugar adecuado para tener relaciones sexuales... o simplemente ser uno de los inconvenientes molestos de la vida. Una pareja respetuosa no juzgará, aunque puede que ella necesite la tranquilidad de que la encuentras atractiva. Por supuesto, si estás preocupado por demasiado o muy poco movimiento allí abajo, no te avergüences y consulta con un médico.
  3. Rendimiento: Muchos hombres asumen que cuanto más dure el sexo, mejor es. En realidad, se trata de calidad, no de cantidad. En lugar de pensar en algo poco sexy para durar el mayor tiempo posible, consigue que tu amante esté muy excitada desde el principio y déjate llevar durante el sexo (si tiendes a acabar muy rápido, los condones Placer Prolongado pueden ayudar).

"El tamaño del pene puede ocupar mucho más espacio en nuestros pensamientos de lo que necesita."