De vuelta a Lee

Hazlo delirar de placer

Cómo dar un increíble sexo oral

Muy pocos hombres se quejan al recibir sexo oral, sin importar lo inexperta que crees que eres. Mientras las uñas afiladas, la piel áspera y los dientes se mantengan lejos del pene, es probable que obtengas una agradable recepción. Sin embargo, hay maneras de mejorar tu técnica y mantenerlo interesante.

En primer lugar, recuerda que un buen sexo oral se trata tanto de las manos como de la boca. Mantener todo bien lubricado también te ayudará. Mantén un vaso de agua al lado de la cama para rehidratarte durante la marcha e invierte en un gel de placer con sabor. No solo va a ayudar a que tus manos se deslicen sobre él con mayor facilidad, también hará más fácil la parte oral.

La transmisión oral de las ETS, incluyendo gonorrea y sífilis, está aumentando, por lo que el uso del condón al momento de dar sexo oral es muy recomendable, a menos que ambos se hayan hecho pruebas.

Velocidad, profundidad y movimiento hacen la diferencia en el sexo oral. Comienza lentamente y poco a poco ve acelerando tus movimientos. Presta atención a qué velocidad provoca las respuestas más favorables. El porno tiende a mostrar sesiones de sexo oral duras y rápidas, pero un enfoque más sensual puede ir bien también. Algunos hombres disfrutan cuando aceleras tus movimientos mientras se acerca al clímax. Sigue con atención los movimientos de sus caderas para ayudarte a establecer cuál es el ritmo adecuado.

Dile a tu pareja que no use sus manos en tu cabeza (a menos que te guste, por supuesto). Si tú estableces el ritmo, será más fácil asegurarte de que te sientas cómoda. Se puede practicar sexo oral a un “pepino” (lavado) para acostumbrarte a la sensación si estás preocupada acerca de posibles náuseas. También puedes probar diferentes posiciones; por ejemplo, acostada en la cama con la cabeza sobre el borde y la garganta hacia atrás hará que penetraciones más profundas sean más cómodas.

No olvides dejar que tus manos recorran su cuerpo libremente. Muchos hombres disfrutarán que juegues con sus testículos, otros la estimulación de sus pezones y algunos la estimulación de la próstata. Cambia las posiciones para ayudarte a alcanzar los rincones de su cuerpo que lo hacen llegar al “¡OH!”.

"Cambia las posiciones para ayudarte a alcanzar los rincones de su cuerpo y que lo hagan llegar al “OH!”"