De vuelta a Lee

Tu Primera Vez

La mayoría de la gente se siente nerviosa por su primera vez. Los temores más comunes incluyen si va a ser doloroso, si la mujer va a sangrar, si el sexo va a cambiar las cosas y si vas a hacer las cosas bien.

Si estás relajado(a), feliz y seguro(a) con tu pareja, tienes mayor probabilidad de disfrutar el sexo. Ser capaz de comunicarse, compartir miedos, preocupaciones y límites establecidos (voy a tener relaciones sexuales, pero solo si utilizamos un método anticonceptivo) ayuda a que el sexo sea mejor. Cuanto más conozcas a la persona, corres menor riesgo de salir corriendo después del sexo. Si no está dispuesta a esperar, puede que no esté muy interesada en ti, incluso si dice que te ama.

Los juegos previos, como el sexo oral o jugar con la vagina de ella, va a preparar los cuerpos para el sexo, lo que es mejor para los dos. Cuando una mujer se excita, su vagina se lubrica y sus músculos se relajan, lo que facilita la entrada. Si al hombre le preocupa venirse muy pronto, eyacular durante los juegos preliminares le puede ayudar a durar más tiempo durante el sexo (si recibe el semen en las manos, debe lavárselas antes de ponerse un condón).

Puedes quedar embarazada y/o contraer una infección de transmisión sexual (ITS) la primera vez que tienes sexo, así que usa un condón cada vez que tengas relaciones sexuales, adicional a cualquier otro método de anticonceptivo, como por ejemplo la píldora. Tanto el hombre como la mujer compartirán la responsabilidad del sexo seguro: mejor tener dos condones que ninguno. Si estás preocupado acerca de cómo usarlos, la sola práctica te ayudará a acostumbrarte a la sensación. Los condones vienen en diferentes tamaños y encontrar uno según tus necesidades marcará la diferencia para tener relaciones sexuales.

Toma las cosas con calma. Puede que te resulte más fácil si la mujer va en la parte superior, ya que así ella podrá manejar mejor el ritmo. Olvídate de la penetración rápida y profunda la primera vez. Ir despacio y suavemente reducirá las posibilidades de molestia o sangrado.

El lubricante también puede ayudar; sin embargo, si la vulva de la mujer está totalmente seca, puede ser una señal de que ella no está lista para el sexo. Está bien decir que no en cualquier momento –incluso una vez que hayas comenzado a tener relaciones sexuales–, por lo que si te das cuenta de que no estás listo, no tengas miedo de decirle a tu pareja. Tu primera vez es algo que recordarás por siempre. La confianza mutua, el afecto y el respeto ayudarán a que la pérdida de tu virginidad sea uno de tus mejores recuerdos.

"La confianza mutua, el afecto y el respeto ayudará a que perder la virginidad sea de tus mejores recuerdos."